En ningún otro lado

Poema de Jalaludin Rumi

La cruz de los cristianos palmo a palmo examiné, Él no estaba en la cruz.
Fui al templo hindú y a la antigua pagoda, en ninguno de ellos había huella alguna. 
Fui a las tierras altas del Herat y a Kandahar, miré, Él no estaba en las cimas ni en los valles.
Resueltamente escalé la montaña de Kaf. Allí sólo estaba la morada del legendario pájaro Anqa.
Fui a la Caaba de la Meca, Él no estaba allí.
Pregunté por Él a Avicena el filósofo, Él estaba más allá del alcance de Avicena...
Miré dentro de mi corazón. En ése, su lugar, lo vi. No estaba en ningún otro lado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores