Amor

Ghazal de José Henriques, del libro "Cantos de la Taberna":


Amor...Amor...Amor, por qué darte un nombre si tan sólo Tú, Amor, existes
Por qué no te quedaste dormido, por qué despertaste, por qué no te quedaste escondido

Sabías acaso que una eternidad después, alguien se atrevería a escribirte un poema
Sabías acaso que un caminante descalzo, te llevaría en sus labios como único lema

Cuántas voces tienes que oír, cuántas veces tenemos que repetir: te amo, te amo...
Ya basta...qué requieres, ¿un corazón que se desgarra por Ti para quedarte saciado?

Dame una razón, la noche recién comienza, quiero escuchar toda Tu historia
No dejes ningún detalle, tu narración servirá para mitigar el dolor de mis memorias

Por un instante caminaste a tientas pero luego creaste algo nuevo, sentimientos...
Cómo vehículos, pero estaban vacíos, algo te faltaba, el amor necesitaba expresarse

Llegó la mente para refinar la acción, y luego los sonidos, perfumes y colores
Mas tarde llegaron las brisas, las montañas, los lagos, los pájaros, el rocío y las flores

Es de noche, las palabras se callaron, la mente cesó, el Amor se esparció sobre la Tierra
Corrí desesperado, me escondí en cavernas, montañas y lagos, pero allí estabas Tú

Ganaste...qué importa Amor, si tu color es azabache, qué importa si tu cara es fulgor
Qué importa si la felicidad no me envuelve, qué importa si me acompaña el dolor

Queridos amigos, el Fin no está en las derrotas, el Fin tampoco está en las victorias
No tiene nombre, lugar, ni momentos...ama al Amor perdidamente, eso es la Gloria.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Maravilloso poema. gracias por compartirlo!

Publicar un comentario

Seguidores