El temple


Ghazal de José Henriques     

La espada prueba el temple del acero en la batalla
Tira tu armadura a los vientos, no te cubras, esta espada nunca falla

En esta batalla no hay ejércitos, la lucha es mano a mano y sin tregua
El oponente tiene miles de nombres, y conoce cada disfraz, no hay reglas

Si la mente se hermana con el corazón, llega la inspiración y flores perfumadas
Cuando se hermana con el intelecto, llegan preguntas de una mente acelerada

La lucha parece desigual, uno de los guerreros conoce cada estratagema
El otro es trovador, se olvida de la batalla y le canta al amor

Canta todo el tiempo, su voz es dulce con sabor picante, está separado
Un fuego ardiente corre por sus venas, está siempre embriagado

La noche envuelve el campo de la batalla, con un manto de olvido
Unos escuchan el canto del ruiseñor, otros con juramentos de honor curan sus heridas

No te rindas amigo, lucha hasta el fin, la última, será tu victoria
Tendrás lo que anhelaste, tuya será toda la Gloria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores