Hafiz y el vino


Fragmentos del poeta persa Hafiz

Cuando me volví un amante pensé que había conseguido la Perla de la Meta
Necio de mí, ignoraba que esta Perla yace en el fondo de un Océano
con innumerables olas que enfrentar y grandes profundidades que sondear

El comportamiento del ebrio y del amante son similares;
Ambos desatienden las normas de conducta mundanas
Ambos son indiferentes a la opinión del mundo
Pero hay mundos de diferencia entre el camino y la meta de ambos:
Uno conduce a la más baja oscuridad y a la negación
El otro da alas al alma para volar hacia la libertad

Tu mirada cautivadora sirvió tal vino a los enamorados,
que el conocimiento no tuvo noción
y la mente perdió todo sentido.

Cuando esta copa colorida se lleve mi tristeza,
cuando este vino puro robe mi fe y mi corazón,
me bastará una copa de él
para librarme de mi existencia
y borrar de mi alma todo el pesar del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores