Un Poema

                                 Ghazal de José Henriques                                                                                     

 Antes de leer este poema rompe estas palabras en pequeños pedazos
 Así olvidarás que los muchos son Uno, probando sus disfraces

Si alguien te habla del Amor da media vuelta y corre en dirección contraria
La atracción que el amor ejerce hará nudos en tu corazón, ten cuidado

Olvida a los poetas que quieren seducirte con palabras dulces y suaves
Corre, danza sobre el piso resbaladizo, olvida todo, grita desenfrenado

No pudo continuar, se quedó sin voz y nadie quizo escucharlo
Se sentó para escribir sus últimos deseos sobre una piedra afilada

No tenía nada que decir, nada que dejar, había perdido su empleo
El infierno y el paraíso no lo contenían, era una tempestad con hambre

No desesperes el perfume le dio forma a la rosa para esparcir su fragancia
La rosa quizo conquistar al amor vistiéndose de colores y formas elegantes

Cuando el amor susurre los secretos al corazón, la rosa se vestirá de humildad
Y el corazón romperá las ataduras, será libre en la inmensidad.








El Amor y los poetas



El Amor es hermano del silencio.

Palabras, palabras, palabras: son la negación del amor; distorsionan y rebajan. Por eso los intentos por hablar de amor, naufragan inevitablemente en las edulcoradas aguas de la sensiblería. ¿Quién no se ha sentido alguna vez como un tonto al intentar hablar de amor?

Es un insulto al amor intentar explicarlo y es, además, inútil. Lo que se diga, dibujará en el aire una imagen deformada y torpe. Tendrá el invariable sabor de la imitación, al pretender reducir a un molde de este mundo lo que en verdad pertenece al otro.

Por eso son tan extraordinarios los poetas. Solo un poeta puede transmitir sonoramente el amor, ponerle palabras al silencio.

Es que el poeta no cuenta historias ni brinda explicaciones a través del lenguaje. El poeta somete al lenguaje. Lo ha domado como a un caballo fiero y ahora puede moldear con él a su antojo. Y puede hasta incluso sacar de él, lo que NO tiene para dar. Usarlo para nombrar aquello que no puede ser nombrado.

Ahí la diferencia entre un poeta y quien solo domina la técnica de la escritura. El lenguaje del poeta es otro: siempre fresco y nuevo y diferente. Su lenguaje se construye desde una poderosa simbiosis: quien escribe, las palabras y lo que esas palabras nombran, son todos uno y el mismo amor.

En días como estos es para mí casi inevitable la envidia. Cómo me gustaría ser otro, ser uno de ellos.

Pero mal haría si eligiera quedarme con la parte en déficit y no reparase en lo principal. A nadie está vedado el Amor. Más allá de la posibilidad de comunicarlo, todos podemos vivir el Amor y eso, amigos, también es poesía.

A medida que el amante pule el espejo de su propio corazón, refleja amores cada vez más perfectos.

Barreras de miedo e ignorancia, parecen ocultar el amor. Las barreras no existen. Amante y amado son el mismo, entonces, ¿qué podría interponerse entre ellos?

Rangoolis

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer

El arte del Rangooli consiste en diseños decorativos que se hacen en el piso con polvos de colores.

Los dibujos pueden ser simples o muy complejos, con formas geométricas, flores, breves poesías o textos sagrados. El material de base es un polvo que se trabaja en seco, puede ser harina de arroz u otra harina, polvos coloreados naturalmente como el del Sindoor (bermellón), el Haldi (cúrcuma) u otros colorantes sintéticos, y se suelen utilizar también flores, pétalos y hojas.

Es un arte de la India de origen antiguo, hoy en día es muy popular y practicado por personas de todas las edades y sin un status particular. Los antiguos símbolos se han transmitido de generación en generación, sobre todo por las mujeres.

El propósito mas popular del Rangooli es traer buenas vibraciones a la casa y se realizan durante ocasiones especiales como festivales, ritos, matrimonios, cumpleaños y reuniones similares. Se los ubican en las entradas de las casas, o en lugares que se consideran especiales; este espacio se le ofrece a Dios para darle la bienvenida, o como ofenda.

Este arte se practicaba muchos años antes de la llegada de los arios en India y la gente creía que la belleza de estas pinturas hechas en los suelos de las ciudades tenían poderosos efectos.
En el Ramayana se habla de rangoolis  hechos para celebrar el matrimonio de Rama y Sita, y hay muchas leyendas sobre su origen.

A los Rangooli se los puede encontrar en casi todos los estados de India, los diseños, representaciones y colores varían ya que reflejan las prácticas de las tradiciones únicas de cada área. Son dibujos bellos y delicados, organizaciones que vibran en una frecuencia armónica que puede complacer a lo divino que, atraído por esta hermosa danza de formas y colores, entra a visitar esta casa.

DOLOR y PLACER


Dolor y placer son dos caras de la misma moneda corriente
La tiramos al aire, nunca cae de canto, la próxima será nuestra suerte


Oh amigo no seas necio, no pienses que puedes apurar la creación
Millones de años no pueden ser cambiados con abrir la boca y cantar una canción


Quise cubrir lo ya pintado, pensando que crearía gran belleza
Me olvidé que lo que hay delante de mis ojos, es verdadera realeza


No tengo la paciencia ni el oficio de escultor, la mente es más dura que la roca
Busqué en todos los libros y encontré que ese oficio le pertenece a mi Señor


Perdemos el tiempo forjando imágenes de lo que ya fue creado
El protagonista sabe que todo crece, todo muere, todo está en el mejor estado


Acumulamos basura y la catalogamos, luego la llamamos nuestros recuerdos
Queremos preservar el pasado, reírnos un poco más de nuestro lamentable estado


Nuestras colecciones nos dan importancia, color de ojos, casa, billetera, todo a tono
Lamentamos que lo que sale de nuestro cuerpo no sea también usado como abono


Estoy triste porque después de tanto caminar todavía me aferro a esta rueda
Cuándo me daré cuenta que eres tan sólo Tú, que este partido juega


En los ojos del que ama, el sol pinta continuamente la creación de imágenes doradas
Le damos las gracias a Dios que hay tormentas, nubes y lluvia fuerte ó delicada


Los barrotes de la jaula se retuercen y caen en polvo con los años
Nos sentimos desamparados y tan pronto como podemos los reemplazamos


El amor pasa una eternidad disfrazado en la tierra, rayos de sol, viento y marea
El hombre puede romper este disfraz, pero no nos acostumbramos a esta tarea


En Tu compasión, corriste el velo y de nuevo pude ver Tu esplendor
Tan sólo te pido que dejes que Tu perfume caiga en la tierra, como pétalos de flor.


José Henriques

Seguidores