Vivekananda


Swami Vivekananda

Oh Narem! Oh Narem!
Escrito está tu nombre entre los héroes del Rey
y no por haber nadado los ríos caudalosos de la India
sino por cruzar el Océano a nado,
sostenido solo por el aliento del Amado

Oh Narem! el tabernero te ha invitado a su taberna de luz
y cambió tu nombre para que tu pasado de hombre se vuelva polvo
bebiste del poder y del silencio entre los perfumes del sendero
para que Él mismo pusiera los pies en tu pecho
y experimentaras la gloria

Los hombres aplauden tu perseverancia y tu esfuerzo
tu sabiduría del Vedanta y tu fidelidad a Ramakrishna
impactados por tu manto humilde en la conferencia de Chicago
amigo ¡diles la verdad! ¡diles la verdad!

Diles que tu único impulso fue esa desgarradora sed de Amor
que solo puede ser saciada por el Único Amado
Narem, Narem... fue tu nombre
hasta que Dios que mora en la forma,
te llamó Vivekananda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores