Antiguos maestros y sabios



Antiguos maestros y sabios
tan sutiles y escuetos
como fuerzas inaprensibles.
Inaccesibles en su esencia.
Por no lograr entender
describimos lo externo de su forma.
Cautos como quien cruza un río en invierno.
Mesurados, como el que teme a sus vecinos.
Tímidos como recíen llegados a casa ajena.
Impasibles como el hielo que se funde.
Simples como el lino sin hilar.
Sombríos como el agua turbia.
¿Quién logra despejar lo turbio con el silencio?
¿Quién, como los antiguos, logra la serenidad
pausadamente?
Quien alcanza el olvido de sí mismo, se encuentra libre de anhelos.
Y sólo quien se encuentra libre de anhelos, logra la humildad,
mitiga la inquietud incipiente y alcanza lo pleno.
Lao Tse

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores