El rostro de mi Amado

Desde que vi el mapa del rostro de mi Amado, aún permanece dibujado en mi corazón.
La separación cortó en pedazos al corazón virtuoso. Dejando nada más que la mancha de la separación.
Considera que el amor de la flor es sabiduría, o que los rizos del Amado son un señuelo.
Su recuerdo se parece al del ruiseñor, y ahora el recuerdo fue más allá de los cabellos.
Esta atrapado en mi corazón.
Cuando se aniquila el yo, la dualidad desaparece, y el amante mismo se convierte en Dios.
El corazón tiene un sólo lugar: El Amado está en el corazón o el corazón está en el Amado; ambos son el mismo lugar.
Oh renunciante superficial! Haces un espectáculo de tu plegaria pidiendo a Dios que satisfaga tus deseos.
Recuerda, un verdadero amante no siempre encuentra a Dios escondido en el corazón. No hay nada que pedir, él encuentra a Dios manifestándose en el mundo.
Los caminos de los Maestros son peculiares, ellos hacen reír y llorar simultáneamente. Externamente parecen diferentes, pero internamente todos tienen amor.
Hay maltrato en los labios de los Maestros, pero bendiciones en sus corazones.
Algunos dicen que la morada del Amado se halla en la taberna. Algunos dicen que en la mezquita.
Oh Huma! ¿Qué estas buscando fuera? Entiende que Dios está en ti.
Huma

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores