De su mano

Recuerdo una playa de mi infancia, abarrotada de gente, con sus lonas encimadas y el abrir y cerrar de unas
canastas. Recuerdo también otra playa, más y natural y más calma. En ambas como un infinito telón de fondo, el mismo mar.
Recuerdo un mar verdoso de la América Central, y un mar muy frío en el Perú.
El mar siempre diferente y siempre el mismo.
Con sol es un mar, pasan unas nubes y ya es otro. Cuando las olas vienen tiene una geografía y al cabo ya se van y toda su configuración varía.
Inconmensurable. Un hombre que miraba el mar, se quedó corto de adjetivos para expresar su maravilla y tuvo que inventar esa palabra: Inconmensurable. No sé si esta historia es cierta, simplemente la adivino.

Mi imagen más querida del mar es una imagen de niña.
El viento me volaba los rulos. El viento salía de la boca del mar que, aterrador, me rugía. Yo quería y no quería. El mar me invitaba pero también me asustaba. Me debatía en dudas, daba rodeos en la orilla, hasta que apareció la imagen amada.
Papá me tomó la mano y con voz y gesto firme, simplemente dijo: -Vamos al agua.
Para mí fue el alivio inmediato. Me sentía de pronto superpoderosa, envalentonada. Las olas pegaban y yo quería ir más adentro, y gritaba: -más, más; y saltaba y reía y gozaba. Mientras estuviera agarrada de esa manota gorda y áspera, yo era invencible.

Para los hombres del oriente su Maestro es esa figura tan amada y cercana. Es el papá que les tiene la mano. Aquél capaz de generar tal confianza y seguridad que ellos siendo nada, no tienen miedo de enfrentarse a una inmensidad.
Y si tragan un poco de agua o la cosa se pone brava, el Maestro da esa caricia en la cabeza de mano salada, para pasar el momento y curar las heridas de la batalla.
Por eso los hombres que se aferran a la mano de su Maestro se vuelven invencibles, ni la ráfaga más fuerte de infortunio los mueve de su sitio, ni las furiosas olas del mundo son capaces de mojarlos.
Ellos esperan y aprietan fuerte Su mano, saben que si no se sueltan serán salvados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores